Pepperberg, Call y ahora Udell… 2014, el año cognitivo.

Este año está siendo relevante para quienes tenemos una visión del comportamiento canino que va más allá del aprendizaje asociativo.

En el estudio del comportamiento humano la visión radicalmente conductista se encuentra en retroceso práctico y académico, solo mantiene cierta vigencia a través de áreas de aplicación muy pequeñas y definidas, o por el trabajo de conductistas abiertos, que integran el aprendizaje asociativo con los nuevos conocimientos que aportan enfoques como la psicología evolutiva, cognitiva y/o del desarrollo, la neurociencia y otros, que, en conjunto, forman la nueva ciencia del comportamiento.

Quiero aclarar que, aunque no la comparto, entiendo y respeto la postura de quienes mantienen una visión conceptual y científica que explica la conducta a través única o principalmente de relaciones de contingencia.

Sin embargo menos respetable es lo que sucede en el mundo del entrenamiento de animales, que, como la mítica aldea gala, se ha caracterizado por “resistir ahora y siempre al invasor”, manteniendo en muchos casos una militancia simplista, activa y beligerante hacia cualquier enfoque más allá del conductista.

En el entrenamiento de animales se nos da muy bien reducir la ciencia de base a lo que nos interesa para confirmas nuestras ideas técnicas y/o éticas, adaptando los conocimientos a nuestros sesgos y nuestra capacidad comprensiva. En algunos casos esto supone reducir mucho.

Gran cantidad de entrenadores, que se tienen por conductistas, ofrecen unas explicaciones que son versiones bastardas y simplificadas hasta resultar falsas, de lo que realmente aporta la investigación en conductología. Eso sí, lo que le falta de consistencia a estas afirmaciones se compensa con entusiasmo y descalificaciones hacia otros enfoques. Porque siempre es más fácil parecer bueno haciendo que los demás parezcan malos que siéndolo realmente.

Una de estas simplificaciones afirma que las hipótesis conductistas son las únicas avaladas por la ciencia, lo que es una barbaridad, pero servía/sirve para descalificar enfoques etológicos o cognitivos sobre el comportamiento. Como defiendo un enfoque cognitivo y etológico desde hace muchos años esta idea, que se estaba volviendo un lugar común, me resultaba molesta.

Pero este 2014 parece haber sido el año del advenimiento de la ciencia cognitiva al entrenamiento canino en España.

EDUCAN ha organizado seminarios con dos de los investigadores más relevantes de la cognición en animales del mundo: Irene Pepperberg y Josep Call, que nos han mostrado cómo la cognición animal es parte de la ciencia más actual y consistente, ayudándonos a conectar el aprendizaje asociativo con otras capacidades cognitivas, ecológicas y evolutivas. Una visión integradora característica de la ciencia cognitiva del comportamiento.

También Brian Hare ha publicado su libro Genios en castellano, con un enfoque completamente cognitivo y una notable base experimental. La editorial Dogalia ha traducido el libro de Claudia Fugazza, Haz lo que yo hago, en el que se propone aprovechar para el adiestramiento trabajos experimentales de Miklosi, Topal y otros sobre la imitación, un proceso eminentemente cognitivo.

Puesto que EDUCAN lleva desde finales de los noventa promoviendo la importancia de las capacidades cognitivas, emocionales y sociales de los perros para su educación, esta vuelta de tuerca sobre la consistencia científica del acercamiento cognitivo al entrenamiento nos encanta ¡Y no termina aquí!

Como cierre de este año los días 20 y 21 de Diciembre nuestros colegas de Implicán, organizan un seminario con Monique Udell.

DECLARACIÓN DE INTERESES

Antes de hablar de las bondades de este seminario, debo hacer una declaración de intereses. Hasta ahora, cuando he recomendado actividades, o bien eran actividades de EDUCAN, como nuestros cursos, que el lector sabe que nos generan un beneficio económico directo, o bien actividades de otras entidades que no nos reportaban esos beneficios, como en el caso del seminario que organizaron nuestros colegas de Cinco Huesos con Claudia Fugazza.

El Instituto Tecnológico EDUCAN es patrocinador del seminario de Monique Udell, por lo que es importante para valorar mi recomendación que los lectores sepan en qué consiste este patrocinio.

La idea de este seminario me pareció muy interesante cuando me enteré y creí conveniente darle difusión, hablé con los responsables de Implicán, comentándoles que me gustaría vincular al Instituto Tecnológico EDUCAN con esta actividad, apareciendo como patrocinadores. Yo entendía que nuestra presencia e imagen ayudaría a promocionar el seminario y también beneficiaría a EDUCAN, al aparecer asociados a un evento de calidad e interés. Los responsables de Implicán compartieron mi idea y adicionalmente han ofrecido un descuento a los alumnos de EDUCAN que acudan al seminario. Estas son todas las condiciones del patrocinio, en ningún caso EDUCAN o Implicán reciben contraprestación económica de la otra parte.

Una vez aclarado esto, paso a explicar porqué creo que tan interesante esta actividad formativa.

EL SEMINARIO ADECUADO EN EL MOMENTO ADECUADO

Monique Udell, además de investigar sobre cognición, es una entrenadora que conoce y maneja con soltura técnicas conductistas, su seminario es una buena manera de “encajar” los conocimientos que muchos ya tienen sobre entrenamiento, como manejo del clicker, programas de contingencia… con los nuevos conceptos de cognición canina que están calando a nivel mundial y llegando a España torrencialmente este año. Esto difumina la oposición entre formas de entender el entrenamiento, favoreciendo el encuentro, el diálogo y el intercambio enriquecedor entre conductistas y cognitivo-emocionales, que es lo que nos convendría a todos (aunque tengo la impresión de que habrá sectores radicales de entrenadores que no aceptarán que existe una nueva ciencia del comportamiento que incorpora inevitablemente la coordenada cognitiva, espero equivocarme, pero…).

Esa óptica integradora permite exponer fácilmente cómo interactúa el condicionamiento con mecanismos ecológicos, cognitivos y sociales del perro. Y cómo estos mecanismos pueden determinar su manera de aprender.

Todo enfocado hacia las áreas del trabajo más interesantes a nivel práctico: entrenamiento y modificación de la conducta.

Así que me parece que el seminario de Monique Udell es un broche de oro para un año en el que los vientos de cambio nos están refrescando el pensamiento y… el corazón 😉 .

Si queréis más datos aquí os dejo un enlace al evento de Facebook. Yo estaré allí.

Share Button

Sobre lobos y perros.

En el mundo del adiestramiento algunas cuestiones suelen reaparecer cada cierto tiempo levantando opiniones entusiastas tanto a favor como en contra, una de ellas es el uso de comparaciones entre perros y lobos salvajes.

La polémica sobre perros y lobos es bastante actual en biología, voy a intentar exponer brevemente (pero no me va a salir ;)) cómo está la cosa, para que quien opine lo pueda hacer con base científica.

Hasta hace unos años el perro y el lobo eran considerados dos especies distintas desde el punto de vista de la taxonomía, la taxonomía agrupa a los animales en base a lo cercanos o lejanos que se crea que estén entre sí. La evaluación de esta cercanía evolutiva se hacía tomando en cuenta similitudes y diferencias anatómicas y morfológicas (forma y estructura, vaya). Esta manera de clasificar era un poco “a ojo” y dependía de la perspicacia del analista para interpretar lo que veía. Con este criterio se había separado a lobos y perros en dos especies diferente: canis lupus y canis familiaris.

A partir de los desarrollos en estudio del genoma cambia la manera de categorizar de la taxonomía, los estudios de ADN han tenido como consecuencia la revisión de múltiples especies, cambiando sus nombres científicos para sacarlos o meterlos en una u otra categoría. Esta revisión encontró datos concluyentes para demostrar que el perro pertenecía a la especie “lupus”, por ello las entidades de clasificación taxonómica más relevantes a nivel mundial la ITIS (Integrated Taxonomic Information System) y Mammals Species of the World actualmente clasifican al perro como canis lupus familiaris, una subespecie de lobo.

¿Esto quiere decir que la ciencia nos dice que los perros y los lobos salvajes son iguales y podemos hacer un paralelismo estricto? ¡Ni mucho menos!

La etología actual ha demostrado que la ecología determina la conducta, por ejemplo los lobos ibéricos (canis lupus signatus) se agrupan en manadas pequeñas con una pareja adulta y uno o dos añojos, siendo el máximo observado de siete individuos, lo que hace sus interacciones sociales sencillas y poco evolucionadas en comparación con, por ejemplo, los lobos árticos (canis lupus arctos) en los que se han llegado a observar manadas cercanas a la treintena de individuos, con relaciones sociales obviamente más complejas. Esto lo determina el tamaño de las presas y del territorio vital (home range).

La diferente ecología determina las técnicas de caza, en el lobo ibérico se dan el acecho o la batida según la presa, técnicas que no se dan en otras subespecies de lupus:

Texto tomado de Signatus.org:

Frente a los rebaños domésticos, los lobos suelen actual coordinadamente, poniendo en práctica la técnica del acecho. Si su labor se ve dificultada por la presencia de perros pastores, uno de los lobos se deja ver, atrayendo sobre sí la atención de los perros.
Cuando se trata de capturar conejos, uno o varios lobos actúan a manera de batidores, mientras los demás se mantienen a la expectativa, por lo regular cerca de la entrada de la conejera, adonde la presa acosada acudirá buscando refugio.

signatus.org

También referenciado por faunaiberica.org y animalesenextincion.es

O sea que no todos los lobos se comportan igual, pero es que –además- en los perros se ha dado un proceso de domesticación, proceso que, gracias al trabajo de Belíayev, sabemos que cambia la manera de aprender y relacionarse con el entorno.

Belíayev trabajó con zorros destinados a su explotación para la industria peletera, el planteamiento era que si se domesticaban su manejo sería más fácil y económico. Al cabo de pocas generaciones tenían animales que se dejaban manejar e interactuaban con el hombre de forma amigable, pues bien se comprobó que estos animales domesticados tenían mayor capacidad para el aprendizaje operante, mayor plasticidad social, menor rigidez instintiva y menor afrontamiento cognitivo de los problemas (Beliáyev 1969, 1979, 1981, 1982), además la historia termina bien para los zorros: la domesticación les cambiaba el color y ya no valían para piel 🙂 🙂 🙂

Estas diferencias, entorno vital y domesticación, dan como resultado que todos los autores científicos acepten hoy que lobos y perros son eto-especies diferenciadas (especies que se diferencian por su comportamiento), estas diferencias tan acusadas hacen que cada vez más etólogos planteen una nueva manera de clasificar taxonómicamente a las especies basada en trayectorias evolutivas diferenciadas, como sucede con el perro y el lobo o con las ballenas francas del Atlántico Norte y del Pacífico.

Tomando en consideración estos criterios actualmente la ICZN e ITIS admiten como válido para trabajos, comunicaciones y publicaciones científicas el termino canis familiaris como sinónimo de canis lupus familiaris.

Lo que ahora sabemos es que el perro es una subespecie de lobo por su cercanía genética pero una eto-especie diferente porque su ecología (vivir en casita tirado en el sofá y permanentemente abrazado por los más pequeños de la casa) y el proceso de domesticación han cambiado su conducta de manera relevante, poniéndolo en una trayectoria evolutiva propia y diferenciada de los demás integrantes del género lupus, con lo que es válido usar homologías con el lobo para tomar datos de apoyo pero no puede establecerse un paralelismo estricto que ignoraría sus diferencias.

Como casi siempre ni blanco, ni negro.

Enlaces a las entidades citadas:

Share Button

Perros y ahora también leones marinos, loros y delfines

Hola a tod@s,

En otro post comentaba que estábamos pendientes de un proyecto muy importante para EDUCAN, pues bien ¡ya está en marcha!

Hemos firmado un convenio con ZOOS IBÉRICOS, entidad perteneciente a Parques Reunidos la empresa que posee más instalaciones de Zoos y Aquariums en todo el mundo, para aplicar trabajo cognitivo-emocional al adiestramiento multiespecies, empezaremos por leones marinos, loros y delfines en el Zoo de Madrid.

Como estoy muy ilusionado por la puesta en marcha de este proyecto y me puedo dejar llevar por el entusiasmo al escribir sobre ello, me voy a limitar a “copiar y pegar” del documento firmado con ZOOS IBÉRICOS la parte referida al objetivo de esta colaboración. Únicamente añado las negritas para resaltar las partes que me parecen más interesantes (y porque mi webmaster del universo me ha dicho que en los blogs hay que poner negritas).

OBJETO DEL CONVENIO

El objeto principal de la colaboración para ambas partes es diseñar, aplicar y evaluar los resultados de nuevos protocolos de adiestramiento para diversos animales tomando como parámetros principales el aprovechamiento de las capacidades cognitivas de cada especie, su estado emocional y sus pautas sociales específicas, pilares del adiestramiento cognitivo-emocional.

Este objetivo principal tiene dos sub-objetivos:

1. Bienestar animal:

Los nuevos protocolos buscarán dar mayor calidad de vida y trabajo a los animales a los que se apliquen, coincidiendo ambas partes en primar el bienestar animal sobre la vistosidad de las conductas entrenadas.

Se ha planteado desde la etología más actual que los animales generan conducta de forma diferente según estén en un entorno de lucha por la supervivencia (riesgo de predación, dificultad para obtener los recursos, necesidad de una defensa activa del territorio…) o en un entorno de bienestar (entorno seguro donde no son previsibles riesgos para el animal y abundan los recursos). Una gran mayoría de las técnicas actuales de adiestramiento (aún usando estímulos positivos) se basan en cómo generan conducta los animales en entornos de supervivencia, empeorando los resultados cuando la calidad de vida del animal es óptima.

Uno de los principales objetivos, técnico y ético, de esta colaboración es desarrollar protocolos de trabajo que tomen como referencia la forma en que los animales generan conducta en entornos de bienestar, siendo el motivo de los animales para trabajar no asegurarse la supervivencia sino mejorar su bienestar físico, emocional y social.

2. Investigación:

Incorporar los conocimientos más actuales de etología al entrenamiento de animales, evaluando los resultados.

Este proyecto es pionero en:

a. Aprovechar los procesos cognitivos conocidos en cada especie para su adiestramiento. Hasta ahora el condicionamiento operante ha sido el principal mecanismo de trabajo para el adiestramiento de animales, esto es ventajoso porque es un proceso que funciona en la práctica totalidad de los animales que son adiestrados. Sin embargo la etología cognitiva nos ha demostrado que las diferentes especies pueden tener procesos mentales como la capacidad de solución de problemas, el aprendizaje por imitación (como sucede en el caso de aprendizaje por modelo-rival estudiado por Pepperberg en psitácidas)… aprovechar estas capacidades específicas permite mejorar el trabajo pues muchos de estos procesos cognitivos son auto-satisfactorios, por lo que utilizándolos se reduce drásticamente la necesidad de refuerzo externo, consiguiendo una conducta más consistente, un mejor estado emocional del animal, que se divierte consiguiendo realizar la conducta, viendo el animal la conducta entrenada como una meta en sí misma y no sólo como una puerta que abre la despensa (reforzador primario externo).

Estos procesos cognitivos también permiten que el animal se autoevalúe y se potencia la capacidad de refuerzo interno.

Si utilizamos estos procesos el animal disfrutará del hecho de estar trabajando y sus sesiones de adiestramiento tendrán un efecto de enriquecimiento ambiental que redunde en una mejora del bienestar del animal. Además serán necesarias menos sesiones de mantenimiento, las mejoras serán más rápidas y la calidad del trabajo más estable.

b. Evaluar y optimizar el estado emocional de los animales durante su adiestramiento y durante las exhibiciones, disminuir el distrés y mejorar la gestión del estrés en los animales entrenados, evaluar y promover la aparición de estados emocionales positivos y tener un seguimiento fiable del bienestar emocional de los animales adiestrados.

c. Aprovechar de forma estructurada y protocolizada procesos sociales de las especies trabajadas, como la vinculación afectiva, buscando que la interacción con el entrenador durante las sesiones de adiestramiento y exhibiciones sea un objetivo deseable y satisfactorio en sí mismo para el animal. Hoy sabemos que el afecto es un potente motor de conducta en muchos mamíferos sociales, aunque esto se ha aprovechado de manera intuitiva por parte de los adiestradores desde hace mucho tiempo no se ha hecho de forma ordenada, estudiada y reproducible como sistema de trabajo. Uno de los objetivos de la colaboración es sistematizarlo para las especies que se trabajen.

…y, también extraído del convenio, una de las competencias de EDUCAN será:

– Diseñar protocolos, esquemas y técnicas de trabajo para las diferentes especies.

En fin un proyecto MUY ilusionante, que nos va a tomar mucho trabajo (creo que tendremos que restringir algunas actividades comerciales para poder dormir de vez en cuando) pero que es un paso de gigante para la necesaria actualización de paradigma en el adiestramiento de animales.

Tengo que agradecer a Miguel Bueno Brinkmann, biólogo conservador de aves y mamíferos marinos del Zoo de Madrid, y a Pablo Roy, responsable de adiestramiento de leones marinos del Zoo de Madrid por su interés y ayuda para el arranque de este proyecto.

En fin… ¡QUE ESTOY MÁS CONTENTOOO! 🙂 🙂

Share Button

Siguiendo con las recomendaciones…

Hay un texto en castellano que hace tiempo que estoy recomendando a quienes me escriben interesándose por los avances y nuevos enfoques de la etología.

Siempre le digo a la gente que es el libro que hoy más ofrece en un sólo texto, si sólo pudieras leer un libro y quisieras una visión muy actual y amplia esta es la elección en castellano.

Os copio el texto que le envié a un colega que me preguntó por libros de etología:

Hola Pedro

Después de Miklosi (o antes) creo que es muy interesante, “Comportamiento Animal, un enfoque evolutivo y biológico” por incluir una visión muy actual de la etología, leerlo te dará una buena impresión de lo actualizado de tus conocimientos.

Además al final de cada capítulo incluye un breve apartado titulado “cambios de perspectiva” en el que hay tres recuadros: el primero “pasado” incluye las ideas antigüas y ya superadas, el segundo “presente” lo que hoy sabemos y el tercero “futuro” los actuales interrogantes, te dejo una muestra:

Del capítulo Cognición:

  • “Pasado” Los animales no pueden tener cogniciones
  • “Presente” Muchos animales no humanos tienen cogniciones simples. Algunos poseen cogniciones complejas o rudimentos de estas.

Del capítulo Genes y conducta:

  • ‘Pasado’ El comportamiento de los animales no humanos es mecánico o instintivo; el comportamiento humano es racional y basado en la experiencia.
  • “Presente” Todo desarrollo comportamental es epigenético.

Del capítulo Aprendizaje:

  • “Pasado”: La capacidad de aprendizaje de los humanos supera con creces a la de los animales no humanos (finales del siglo XIX)
  • “Presente”: La mayoría de las capacidades de aprendizaje son de dominio específico. Los humanos son superiores a los demás animales en algunas capacidades de aprendizaje e inferiores en otras.

Te dejo descubrir por ti mismo el “futuro” de estos capítulos y el resto del libro.

Ed. Mc Graw Hill
Autor: Richard Maier.

Un saludo.

Os dejo un enlace al libro en la tienda de Díaz de Santos:

http://www.diazdesantos.es/libros/maier-richard-comportamiento-animalun-enfoque-evolutivo-y-ecologico-L0001109105229.html

Además es un texto muy fácil y ameno, no como los ladrillos que os puse en los enlaces 😉

Share Button

Aclaración sobre algunos términos técnicos.

Me han preguntado varios compañeros por algunos términos que estoy usando en los últimos textos que estoy publicando (epigenético, gestión del entorno…), como muchos de ellos pertenecen a la biología evolutiva del desarrollo, que es uno de los campos que actualmente más estoy estudiando y aplicando, os dejo unos enlaces en castellano sobre este área de estudio.

Os aviso que son “ladrilletes”, pero creo que es bueno tener la referencia para que los más grillaos de esto se lo puedan estudiar.

Un saludo.

Share Button