Publicado el 28 de octubre de 2020

Episodio 5 – TPPyTQ instagrama multicast – Perros en Wall Street y el valor de un cinturón negro

TPPyTQ5 Perros en Wall Street y el valor de un cinturón negro. La inversión como variable relevante en el entrenamiento

Gratificar la conducta es lo urgente, lo que permite obtenerla. Pero, una vez lograda, mantener la atención en lo que pasa tras ella para mejorarla o hacerla más consistente a través de repeticiones aisladas puede limitarnos. Y, desde luego, no es la mejor manera de que nuestro entrenamiento funcione como un conjunto, como un todo, en lugar de como una sucesión de conductas.

Lo que sucede antes de llegar a la conducta que gratificaremos, lo que el perro vive y cómo lo vive hasta realizarla, es una variable muy importante🚨: si invierte tiempo ⏰ y esfuerzo 💪🏼 para lograr algo, si le enseñamos a invertir tiempo y esfuerzo, ese “algo” se volverá más valioso cada vez, porque las cosas que gratifican más intensamente son aquellas que obtenemos tras esforzarnos conscientemente, tras perseguirlas, tras invertir en ellas.

Enseñar al perro a invertir (1️⃣) subirá el valor como reforzador de aquello con lo que le gratifiquemos, (2️⃣) construirá un adiestramiento interconectado, donde cada conducta sostiene y aporta consistencia al conjunto, y, más importante, (3️⃣) hará que nuestro perro valore y desee su gratificación sin volverse un obseso de obtenerla, (4️⃣) disfrutando de su propio esfuerzo y (5️⃣) del trabajo conjunto y coordinado con nosotros.

Porque cuando aprendes (si aprendes) que dedicar tiempo y esfuerzo para hacer bien las cosas merece la pena, toda tu forma de ver lo que haces, de disfrutarlo en su transcurso, cambia para siempre. Y puedes regalarle eso a tu perro.💚

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.