La (pequeña) Residencia CANINA de EDUCAN, solo para vosotr@s

El edificio que da nombre a todo el complejo: La Caja Verde

En EDUCAN acabamos de inaugurar La Caja Verde, un complejo canino/humano ecoactivo que cuenta con las mejores tecnologías de seguridad sanitaria, didácticas, de apoyo al análisis e intervención en el comportamiento canino y de búsqueda del bienestar y la felicidad para los perros y quienes les quieren y trabajan con ellos.

La Caja Verde es un proyecto ambicioso (el complejo abarca quince mil metros) y sostenible, está construido en gran parte con materiales reciclados, que ofrece refugio y apoyo activo para animales de la zona a través de nidos-refugio para pájaros y murciélagos, recogida de aguas pluviales en bebederos multiespecie, dispensa de materiales para la construcción de nidos y otras medidas que convierten La Caja Verde en un lugar cómodo y seguro para estas especies autóctonas, tanto es así que ¡¡muchos de los nidos ya están habitados!!

Dentro de sus instalaciones hemos construido, y os presentamos ahora, La (pequeña) Residencia CANINA de EDUCAN, un alojamiento exclusivamente para los perros de: (1) nuestr@s clientes de adiestramiento, (2) nuestr@s alumn@s y (3) ¡¡los clientes de nuestr@s alumn@s!!

¿Por qué La (pequeña) Residencia CANINA de EDUCAN?

La (pequeña) Residencia CANINA de EDUCAN no es un proyecto menos ambicioso que el resto de La Caja Verde, y por eso es pequeña, asegurando que podremos ser ambiciosos en (+1) las instalaciones, la exigencia de (+2) esfuerzo humano -en cantidad y calidad- por nuestra parte y (+3) las pautas de cuidado individualizado para nuestros huéspedes. Y me explico.

Parte de las prácticas de gestión del entorno objetual en nuestro curso avanzado consisten en lograr que los perros estén a gusto y tranquilos en las habitaciones caninas, que deseen permanecer y  descansar en ellas. Para evaluarlo la manera más objetiva es dejar la puerta abierta y comprobar si eligen quedarse o salir. Esto se trabaja, y es un conocimiento básico en La (pequeña) Residencia CANINA de EDUCAN.

Al estudiar seriamente los modelos de hospedaje canino temporal, encontramos que el sector se mueve en maximalismos dialécticos, incompatibles con la búsqueda técnica y efectiva del máximo bienestar objetivo para cada perro que acude a sus servicios, pero ideales para enmascarar carencias. Se oscila entre la “convivencia libre”, confiando en la autorregulación  (más o menos asistida por alguna persona) de los grupos de perros alojados, hasta el confinamiento individualizado, que se prolonga (de nuevo, más o menos aliviado por alguna salida ocasional) durante toda la estadía del perro. Estas opciones, aparentemente tan opuestas, tienen algo en común: limitan la calidad de los servicios ofrecidos a los perros alojados por tres motivos.

Productivismo, el (mal) denominador común del sector.

Estos modelos, independientemente de sus discursos, son opciones productivistas, que optimizan resultados a través de que  muy pocas personas puedan cuidar a muchos perros a la vez, y de tratarlos a todos de un mismo modo. Se esconderán estos hechos -quizá incluso ante sí mismos- expresando con grandes palabras las supuestas virtudes de su modelo: seguridad, libertad… Pero detrás de ese discurso emocional ambas visiones (-1) requieren muy poco personal para el cuidado de los perros, reduciendo al mínimo los recursos humanos -en ambos modelos una sola persona puede atender a todos los perros alojados-, (-2) rentabilizan económicamente sus espacios al máximo, una porque implica un gasto mínimo al basarse en campas abiertas, mientras que la otra convierte cada metro cuadrado en el que invierte en una habitación que ofrece beneficios, y (-3) ofrecen una experiencia vital prácticamente igual a todos los perros que hospeden.

Es necesario salir de un enfoque productivista para reconocerlo y superar sus limitaciones. Es necesario salir de los discursos grandilocuentes y hacer un análisis técnico de las cosas para hacerlas bien.

La (pequeña) Residencia CANINA de EDUCAN: individualización de la experiencia, palabras más pequeñas y (mucha) más inversión para resultados reales.

Diferentes perros, en diferentes edades, con diferentes tamaños, con capacidades físicas, emocionales, cognitivas y sociales diferentes, requieren diferentes espacios en diferentes momentos. No requieren grandes palabras, sino acciones modestas que evalúen estas diferencias de manera individualizada, adaptando el día a día de cada perro en consecuencia. Esto permite que su estadía temporal sea un proceso de cuidado  dinámico de su salud comportamental en cada una de sus dimensiones (gracias a mis alumn@s de la primera promoción del curso de Conocer y cuidar LA SALUD COMPORTAMENTAL de los perros, porque mucho de lo que hemos hecho junt@s ha sido necesario para diseñar La (pequeña) Residencia CANINA de EDUCAN, os devolveré el favor en poco tiempo con un proyecto para ayudaros a ayudar a los perros basado en lo que hablamos y vimos, y en lo que no tuvimos tiempo de hablar y ver 😉 ).

Las instalaciones: diseño, variedad e inversión.

Eso es lo que hemos realizado en La (pequeña) Residencia CANINA de EDUCAN, realizando un SCgrama al servicio de residencia, como propongo en LPNL libro I, y diseñando por completo nuestra (pequeña) residencia canina de manera que pueda mejorar la Salud Comportamental de todos los perros que pasen por ella. Sinceramente, yo creía que iba a ser más sencillo y que era posible lograrlo con las instalaciones “típicas” que encontramos en el sector, pero no ha sido así hemos tenido que proyectar tres tipos de habitaciones (todas calefactadas): uno (1) genérico, otro (2) para perros muy pequeños, que no se encuentran cómodos en espacios diseñados para perros de mucha mayor envergadura, y un tercero, más cuadrado que alargado, (3) para perros que viven juntos.

Tampoco ha sido fácil el tema de las zonas de suelta, la idea de espacio abierto es muy bucólica, pero no es funcional para todos los perros en todos los momentos, hemos llegado a la conclusión de que hacen falta cinco tipos de zonas de suelta diferentes para garantizar un tiempo de esparcimiento de calidad para todos los perros: (1) espacios relacionales seguros, (2) espacios relacionales seguros con aulas especiales de olfato para perros especialmente reactivos, para los que no bastan las anteriores, (3) zonas amplias para carreras sociales o individuales con elementos de rodeado, refugio y corte visual, (4) zonas más recogidas e interactivas para perros ancianos, con movilidad y/o forma física reducida y (3) zonas con piscina/lago y otras opciones de ocio con agua.

 

Jugar con agua, en zonas verdes, es una de las cosas más divertidas del verano (al fondo verás unos sillones, luego te cuento porqué). Las piscinas son imprescindibles, pero muchos perros disfrutan más cuando el agua es activa y les provoca para interactuar con ella. Esto es un conocimiento necesario para diseñar las mejores zonas “acuáticas” en La (pequeña) Residencia CANINA de EDUCAN

Total que para veintiocho habitaciones tenemos proyectadas ¡¡catorce zonas de suelta de estos cinco tipos!!, de las que están operativas diez en este momento, todas diseñadas con criterios de enriquecimiento ambiental, incluyendo piscinas estacionales, juegos de agua, montículos, zonas de rascado y otros elementos de diversión, de tal manera que potencian el juego, la eliminación de estrés y la estabilidad emocional de diferentes modos para adecuarse a cada perro y a cada momento ¿de verdad que en agosto querrías que tu bóxer de doce años corra por una campa gigante con otros perros? A él le puede apetecer, pero mejor que se refresque en una piscina. Y entre ellas contamos con nuestra pista interior de césped artificial, más de doscientos metros cuadrados climatizados, la decimocuarta zona de actividad para ofrecer juego activo a perros que lo deseen y les convenga emocionalmente, pero no deban hacerlo con calor por seguridad. Se nota que en nuestro equipo hay bóxers y perros mayores, porque hemos diseñado varios espacios y actividades donde perros físicamente más frágiles se encuentren seguros por completo y a gusto para moverse y cuidar su estado de forma.

¿Un bóxer dinámico y mayor con 35 grados? No es problema ofrecerle juego activo si dispones de una pista climatizada como la de La (pequeña) Residencia CANINA de EDUCAN.

Y es que cuando haces un estudio previo sobre cómo cuidar la Salud Comportamental, descubres que no hay una (ni dos, ni tres… ) sola cosa que sea la buena para todos los perros (y que además coincida, mira tú qué bien, con tus capacidades de inversión en instalaciones y personal).

Lo que hacemos las personas: trabajo, trabajo y más trabajo… técnico.

Las instalaciones son necesarias, porque permiten y facilitan un hospedaje de calidad, pero no sustituyen al comportamentalista.  En La (pequeña) Residencia CANINA de EDUCAN cada perro tiene un programa de (1) cuidado emocional, (2) activación mental, (3) contacto social afectivo y (4) juego y ejercicio adaptado a sus necesidades, individualizando su experiencia para que sea única. Porque cada perro lo es. Le haremos feliz mientras está con nosotros construyendo aquellas  capacidades que también le ayudarán cuando vuelva a casa contigo.

Si quieren permanecer en el aula de olfato, aún estando solos y con la puerta abierta ¡será que algo estamos haciendo bien! Bolo se duerme, mientras Bomba retoza y se revuelca en el césped artificial e India explora la alfombra de olfateo para encontrar hasta el último trozo del pienso especial, libre de cereales y pollo, que hemos usado.

 

Todas las personas que trabajamos en La Pequeña Residencia CANINA de EDUCAN tenemos formación específica en entrenamiento, gestión de las emociones y del comportamiento canino. No encontrarás a nadie en situaciones de precariedad, trabajando por un infrasalario, en nuestra residencia, porque en EDUCAN no se abusa de la necesidad de nadie. Actuar bien nos beneficia a tod@s, especialmente a tu perro que siempre estará atendido por especialistas que saben qué necesita, cuándo lo necesita y cómo dárselo. Por personas que siempre han deseado trabajar con perros y han hecho el esfuerzo de cualificarse.

Por la preparación de todo nuestro personal, podemos atender las necesidades particulares de cada perro mucho más allá de la toma de medicamentos, también llevamos a cabo aquellas pautas de mejora de su conducta que pueda estar realizando y mantenemos su adiestramiento si nos lo piden. Y La (pequeña) Residencia CANINA de EDUCAN está atendida las veinticuatro horas, tu perro nunca está solo, por lo que ante cualquier emergencia están garantizadas la rapidez y eficacia de respuesta.

Comida: la que tú quieras o la perfecta para que cada toma sea una sesión divertida.

Con respecto a la comida, puedes traer la de tu perro -incluyendo barf, pues tenemos arcones congeladores y refrigeradores para este fin- o, si prefieres, y sin variación en el precio, le daremos una alimentación preparada de máxima calidad, óptima para trabajos de olfato, juegos de mejora de las capacidades de gestión emocional u otras actividades para potenciar su bienestar. Pero nuestro trabajo no es solo para su estancia, te ofreceremos pautas individualizadas sencillas y divertidas basadas en nuestro análisis y experiencia con tu perro que te permitirán mejorar su bienestar de manera continuada cuando estés en casa. Porque siempre se puede ser más feliz.

Todas nuestras zonas de suelta están diseñadas con elementos para que estén cómodos perros y personas (¿te acuerdas de los sillones de antes? 🙂 ), porque son zonas esencialmente mixtas, no perreras grandes para dejar a los perros aparcados un rato y contar que se les suelta. Estamos con ellos, o sea: literalmente.

¿Por qué en exclusiva para entrenador@s COGNITIVO-EMOCIONALES y sus clientes?

A partir del uno de agosto, solo para vuestr@s perros y los de vuestr@s clientes, podéis contar con La (pequeña) Residencia CANINA de EDUCAN, pero ¿por qué no para todo el mundo? Pues porque…

… Queremos huéspedes que aprovechen todo lo que vamos a ofrecer, todo el trabajo previo de I+D+i y todo el trabajo humano de nuestro equipo.

… Queremos personas que cuiden a sus perros, para continuar su trabajo y aportarles lo que podamos para hacerlo progresar.

… Queremos a quienes tienen asumido que la falta de problemas no es la meta, a quienes aspiren a la felicidad de sus perros, no como un lugar común, sino como una práctica técnica que puede y debe evaluarse para encontrar el camino único por el que cada perro llega a ella.

… Queremos hacerlo con vosotr@s, que habéis confiado en nuestro trabajo, y en quienes confían en vosotr@s, para colectivizar una forma de pensar, creando una red de servicios que la apoyen y la sostengan. Para que sepáis que cuando os separéis de vuestr@s perros, y lo hagan quienes confían en vosotr@s, todo sigue igual. Porque hay un lugar donde continuamos, apoyamos y consolidamos vuestra labor: que los perros sean saludables y felices.

Para descubrirlo en persona escribe a: residenciamadrid@educan.es o llama al 638239448

L@s alum@s de Conocer y cuidar la SALUD COMPORTAMENTAL de los perros ya saben cuál es la primera pregunta que os haremos 😉

Los bebederos multiespecie tienen una zona grande para los perros, y una pequeña especialmente diseñada para pájaros ¡¡Bolo bebe de ambas!!

Share Button