Banco de pruebas: el material de adiestramiento Good Can, (I) Apports.

Publicado el 15 de junio de 2015

En este post voy a analizar las características de varias de las piezas que produce Good Can, una empresa española –valenciana- que fabrica material para adiestramiento de manera completamente artesanal.

Como corresponde en estos casos, debo hacer una declaración previa de intereses para que se sepa cuál es mi relación con dicha empresa y se pueda interpretar correctamente mi evaluación.

Por supuesto, no percibo ningún beneficio económico, ni he recibido ninguna directriz en un sentido u otro de la empresa fabricante sobre cómo debe ser este análisis, qué resultados debe arrojar o qué cosas decir en él.

Sin embargo el CEO de Good Can, Jorge Andreu, es amigo personal y una persona muy querida por mí, además siento una profunda simpatía hacia este proyecto profesional, ambas cosas probablemente influyan en mi valoración y los lectores deben tenerlo en cuenta, aunque he procurado exponer de manera claramente diferenciada mis sensaciones subjetivas y mis valoraciones objetivas.

Una vez dicho esto vamos al turrón. Y empecemos por lo subjetivo.

Para los entrenadores elegir material de adiestramiento es un poco como comprar juguetes. Nos ilusiona encontrar cosas nuevas que nos ayuden en nuestro trabajo, elegirlas y esperar a que lleguen, probarlas, hablar de ellas con los compañeros… Este disfrute aumenta de manera exponencial cuando el material es para adiestramiento deportivo, que aúna afición al entrenamiento en su estado más puro con necesidad de elementos técnicos de calidad que nos ayuden en la búsqueda de la excelencia.

Siempre he echado de menos por parte de fabricantes y vendedores el incorporar esa magia del juguete en sus diseños y en sus estrategias de venta. Casi siempre parecen optar por una exposición fría de las características del producto y una descripción aséptica de los beneficios técnicos que aporta, esto también influye en los diseños, muchas veces serios y aburridos cuando no se dirigen a propietarios de perros sino a profesionales del comportamiento.

En los productos de Good Can se nota que Jorge Andreu ama el deporte con perro, ama la artesanía y siente empatía y agradecimiento hacia las personas que compran su material. Realmente quiere que sus productos te ayuden y que los disfrutes. Estas sensaciones se agradecen muchísimo y nos acompañan en todo momento: la descripción de los artículos en su página, las posibilidades de personalización -algunas realmente notorias como la elección de color en los apports metálicos- y el cuidado de los detalles que nos trasmite, nos hacen recuperar la sensación de ser Charlies entrando en la fabrica de chocolate.

Este es un valor intangible único y excepcional de Good Can, que no lo potencia todo lo que debería, pero que aún así lo impregna todo. En mi opinión la marca debería incorporarlo en sus acciones publicitarias. Porque nadie más vende tanta ilusión, tanta joi de vivre, tanta empatía y tanto orgullo de artesano. A mí me resulta muy emocionante y me devuelve a épocas más sólidas, donde todo era más cercano y cuando algo no funcionaba la persona más preocupada era quien lo había fabricado, no el comprador. Me devuelve la sensación de que entrenar perros es una empresa colectiva y de que todos estamos juntos en esto, ayudándonos y deseando el éxito del otro. Y por eso estoy agradecido a Good Can.

Además esto sí es capitalismo sostenible y ético, del que no puede convivir con la especulación, la picaresca o la explotación de los seres humanos.

El análisis objetivo de todas las piezas que me ha enviado es demasiado extenso para un solo post ¡incluso para uno de los míos! así que lo dividiré en varias entregas.

¡Imposible analizarlo todo en un solo post!

¡Imposible analizarlo todo en un solo post!

¡Imposible analizarlo todo en un solo post!

¡Imposible analizarlo todo en un solo post!

En esta primera me centraré en los apports, en los que he evaluado las siguientes características:

Diseño, viendo si facilitan o dificultan a los perros la realización de los ejercicios para los perros.

Calidad, referido a los materiales, construcción, acabados…

Apariencia, porque todos preferimos algo bonito y es algo que pesa en nuestra percepción 🙂 .

Los modelos de apports de OCI (los más grandes y pesados  valdrían para los saltos de IPO).

Los modelos de apports de OCI (los más grandes y pesados valdrían para los saltos de IPO).

 

Además de las pruebas normales trabajando con los perros, he sometido a los apports a dos pruebas de resistencia: arrojarlos cincuenta veces contra un árbol de manera relativamente violenta, y cien veces contra un suelo de arena. Y me ha dado mucha penita, porque son taaaan bonitos 🙁 🙁

Como anécdota contaré que un paseante que me vio tirándolos contra el árbol una y otra vez me preguntó el motivo, le indiqué que era para ver si se rompían, me dijo que así no conseguiría nada y que probase con una buena piedra. Agradecí el consejo, le respondí que eso me parecía excesivo y seguí a lo mío, con lo que tengo la convicción de que se fue pensando que yo era una especie de loco con una furia destructiva guiada por alguna alienada versión de las normas del marqués de Queensbury. No es lo peor que han pensado de mí, así que tampoco pasa nada.

Apport metálico de OCI:

Gaston entregando el apport metálico.

Gaston entregando el apport metálico.

Un plano más cercano del extraordinario apport metálico de OCI de Good Can

Un plano más cercano del extraordinario apport metálico de OCI de Good Can

También es comodísimo y muy equilibrado para lanzarlo.

También es comodísimo y muy equilibrado para lanzarlo.

Diseño: El mejor apport metálico que he probado. Es una de las piezas más logradas. Resulta muy fácil de equilibrar para el perro, la distribución de peso y la embocadura son óptimas y muy cómodas. También es perfecto para cogerlo y lanzarlo de manera controlada. Simplemente no creo que pueda mejorarse.

Calidad: Sobresaliente, además de sentirse muy sólido y cómodo en la mano, no como algunos apports metálicos muy finos que el perro puede llegar a “abollar” en la embocadura.

Después de los ciento cincuenta lanzamientos se pueden girar un poco las piezas laterales, pero no bailan ni traquetean en absoluto, lo que podría generar inestabilidad en el perro al portarlo en la boca. Aunque sí muestra, como puede verse en la foto, varias “picaduras” en el color verde. Nada que reste operatividad y el aspecto sigue manteniendo una buena apariencia, parece que envejecerán con dignidad.

Después de estrellarle cincuenta veces contra un árbol y lanzarlo cien a un suelo de arena gruesa. Los daños son mínimo pese a la "superpaliza". Qué pena tener que probar tan a fondo un apport tan, pero tan bonito.

Después de estrellarle cincuenta veces contra un árbol y lanzarlo cien a un suelo de arena gruesa. Los daños son mínimo pese a la “superpaliza”. Qué pena darle tanta caña a un apport tan, pero tan bonito.

Después de estrellarle cincuenta veces contra un árbol y lanzarlo cien a un suelo de arena gruesa. Los daños son mínimo pese a la "superpaliza". Qué pena tener que probar tan a fondo un apport tan, pero tan bonito.

Después de estrellarle cincuenta veces contra un árbol y lanzarlo cien a un suelo de arena gruesa. Los daños son mínimo pese a la “superpaliza”. Qué pena darle tanta caña a un apport tan, pero tan bonito.

Apariencia: Muy, muy bonito. Debo decir que el color de las piezas que me han enviado, en aquellas zonas en las que se puede personalizar, es verde. El color de EDUCAN, una gentileza por parte de Jorge, pero que no sería la mejor elección si entrenas en hierba. El color está aplicado de manera espectacular, nunca he visto nada de igual calidad en piezas metálicas, es acabado es excepcional. Las pésimas fotos de la web no le hacen justicia.

Apport de OCI de madera de colores.

Diseño: Nuevamente un muy buen diseño, muy fácil de recoger, colocar en la boca y equilibrar. La distribución del peso pone menos en la embocadura y más en las piezas laterales. Los laterales pesados, como en esta pieza, aumentan los pequeños desequilibrios, lo que puede ser útil entrenando, mientras que al cargar más peso en la embocadura se compensan, lo que es de ayuda en la prueba. Por ello para la competición podría preferir otros modelos con una distribución de peso más homogénea.

 

Cata sosteniendo el apport de madera coloreada. Equilibrarlo es sencillo, natural y fácil. Más aun si antes ha entrenado con botellas ;-)

Cata sosteniendo el apport de madera coloreada. Equilibrarlo es sencillo, natural y fácil. Más aun si antes ha entrenado con botellas 😉

Apport madera coloreada.

Cata sosteniendo el apport de OCI de madera coloreada. Precioso y funcional.

Calidad: Muy buena, los acabados de cada línea, unión y corte están muy trabajados y redondeados, no te encontrarás astillas ni irregularidades. Al tenerlo en la mano apetece acariciarlo. Tras los lanzamientos el color ha resistido sorprendentemente bien, aparecen algunos “bollos”, inevitables en el contrachapado, que deberemos vigilar para comprobar que no generen astillas. Una de las piezas laterales se ha desencajado ligeramente, como se ve en la foto, no es mayor historia porque se puede encajar de nuevo con facilidad y queda perfecto, pero si nos sucediese en la prueba con una distribución de peso como la de este apport se multiplicaría la dificultad de equilibrarlo. Creo que los apports encolados, que siempre pueden terminar teniendo este problema, deberían mantener el peso más en la embocadura para minimizar este riesgo, dejando para los apports atornillados o de una pieza el cargar más peso en las piezas laterales.

Después de las pruebas de choque. Picadas, pero sin riesgo de astillas y manteniendo un buena apariencia. La unión entre la pieza de embocadura y uno de los laterales se ha desencajado ligeramente, impresionante resistencia.

Después de las pruebas de choque. Picadas, pero sin riesgo de astillas y manteniendo un buena apariencia. La unión entre la pieza de embocadura y uno de los laterales se ha desencajado ligeramente, impresionante resistencia.

Aquí vemos como una de las capas de contrachapado se ha separado un poco tras las pruebas de choque. Consecuencias minúsculas para el castigo recibido.

Aquí vemos como una de las capas de contrachapado se ha separado un poco tras las pruebas de choque. Consecuencias minúsculas para el castigo recibido.

Apariencia: Nuevamente en Good Can se muestran mejores artesanos que fotógrafos, en sus fotos el color es apagado y pastel, no resulta demasiado atractivo. Sin embargo es muy vivo, homogéneo y mucho, mucho más bello. El acabado es, y en esto me repetiré muchas veces, excepcional. Además el modelo que aparece en la página no lleva el logotipo de la empresa, mientras que el que me han enviado sí lo lleva. Es un acierto porque además de ser un logotipo precioso hace un contraste fantástico con el color y queda de lujo. Pedidlo con logotipo.

Aquí tenemos a Cata trayendo el apport metálico y el coloreado, la pobre a sus ocho años sigue teniendo que aprender cosas nuevas. Es lo que tiene ser la probadora oficial de todo 🙂

 

Apport de OCI de madera modelo Basic

Aunque es básicamente igual que el coloreado, por lo que todo lo que aplica a uno lo hace al otro, debo señalar que me han enviado un tamaño mayor del Basic que del coloreado, con una embocadura también más ancha, que, como consecuencia, pesa más y disminuye prácticamente por completo el efecto de mayor peso en los laterales.

El apport BASIC está bien equilibrado, pero el peso esta  en mayor medida en las piezas laterales. Pese a esto cuando obligamos a Cata a sujetarlo de un lateral lo equilibra con mucha facilidad (mérito de las botellas de agua).

El apport BASIC está bien equilibrado, pero el peso esta en mayor medida en las piezas laterales. Pese a esto cuando obligamos a Cata a sujetarlo de un lateral lo equilibra con mucha facilidad (mérito de las botellas de agua).

Debe señalarse aquí que diferentes anchos en la embocadura pueden implicar diferencias para acomodar el apport en la boca por parte del perro y causar puntos de inestabilidad. Por lo que es óptimo que conozca y trabaje los anchos de embocadura que puede encontrarse en la prueba.

Apport de OCI de madera modelo Axel:

Diseño: Me encanta este apport. Ligero y muy homogéneo en la distribución del peso, pese a ser el tamaño con la embocadura pequeña. Las piezas laterales están atornilladas además de encoladas (y no “en vez de” encoladas), una opción que personalmente prefiero.

El apport AXEL está muy equilibrado y con el peso muy homogéneamente distribuido. Aunque "obligamos" a Cata a cogerlo de un lateral no le dificulta sujetarlo sin reacomodarse en absoluto.

El apport AXEL está muy equilibrado y con el peso muy homogéneamente distribuido. Aunque “obligamos” a Cata a cogerlo de un lateral no le dificulta sujetarlo sin necesidad de reacomodarlo en absoluto.

Calidad: Muy, muy notable. Después de arrojarlo una y otra vez los tornillos no se mueven, aunque las piezas laterales sí quedan “picadas”.

Apariencia: Las piezas laterales, delgadas y elegantes, tienen un acabado redondeado minimalista (todos los demás modelos tiene “recortadas” las esquinas) muy funcional y atractivo .

Apport de OCI de madera modelo Attila:

Diseño: Es el peso pesado del catálogo y se nota. En este modelo no solo la embocadura es de madera sólida, también lo son las piezas laterales, sustituyendo al contrachapado de los otros modelos. Esto también le hace más pesado, pero con una distribución bastante homogénea. Resulta cómodo de recoger, equilibrar y trasportar. Como corresponde a un modelo con tanta densidad está atornillado además de encolado.

Después de que obliguemos a Cata a coger los apports anteriores de un lado al intentarlo con este lo centra de inmediato para evitar la incomodidad ¡no podemos corregirla por hacerlo mejor que nosotros y solventar nuestro error! Es lo que tiene la jodía cognición.

Después de que obliguemos a Cata a coger los apports anteriores de un lado, al intentarlo con este lo centra de inmediato para evitar la incomodidad ¡no podemos corregirla por hacerlo mejor que nosotros y solventar nuestro error! Es lo que tiene la jodía cognición.

Calidad: Su solidez hace que sea el que mejor resiste los golpes, marcándose mucho menos que los otros modelos y eliminando casi por completo el riesgo de astillarse. Es un apport para toda la vida.

Apariencia: Como todos, excelente. Jorge podría poner en su publicidad que si encontramos una holgura, una gota de cola visible o un centímetro cuadrado que no esté lo bastante bien cepillado como para poder acariciar a un bebé con él nos devuelve el dinero y nos invita a cenar. En un sector donde los acabados suelen fallar, aunque el material sea bueno, encontrar este gusto por la perfección es muy satisfactorio. Desde luego no podrás volver a sujetar un apport de otra marca sin acordarte de estos.

También me envía Jorge dos apports de IPO, uno atornillado y encolado y otro que parece tallado en una sola pieza. Por desgracia me los ha enviado de un kilogramo, el peso más complicado de analizar y que en prueba solo se utiliza en el apport llano del grado II. Es bien sabido que el grado II es al que menos atención se le presta y no suele entrenarse de manera específica.

Perfil octogonal apport de 1200 gramos, tres piezas encoladas y atornilladas. Perfil cuadrado apport de 1000 gramos, de una pieza.

Perfil octogonal apport de 1200 gramos, tres piezas encoladas y atornilladas.
Perfil cuadrado apport de 1000 gramos, de una pieza.

Apports IPO 1 kg

Nótese el poco espacio para meter la boca desde abajo, recogiendo como una pala. Particularmente en el de una pieza, en primer plano.

Hubiera preferido evaluar el de dos kilos, que es el que finalmente se usará en llano en competición, porque el de 650 gramos de los saltos podemos suponer que sería un modelo Attila grande.

Diseño: Se nota que Jorge ha dejado el IPO por la OCI, porque estos son los diseños más flojos. En primer lugar, ambos, pero particularmente el de una sola pieza, cuando están en el suelo dejan muy poco espacio entre el suelo y la embocadura, dificultando que el perro lo recoja como una pala, de abajo arriba. Esto puede provocar una recogida lenta o dificultosa. Además ambas embocaduras son mejorables, el de una pieza la tiene extremadamente gruesa y no será muy cómoda para los perros más pequeños, como algunas hembras de malinois. En el atornillado la pieza de la embocadura es muy larga y eso añade dificultad para equilibrarlo, aunque ambos tienen una distribución del peso muy homogénea que minimiza ese problema. También señalar que el atornillado pesa un kilo doscientos gramos, un veinte por ciento de peso añadido puede suponer un cambio significativo en perros que vayan muy ajustados a la prueba. En todo caso deben considerarse versiones de prueba, puesto que no están anunciados ni a la venta. Es normal que los prototipos requieran ajuste, y dice muchas cosas buenas de la empresa que no los hayan comercializado todavía.

Calidad: La calidad es fabulosa, ambos de madera sólida y densa, cepillada impecablemente hasta en los mínimos cantos y con un trabajo exquisito.

Apariencia: También muy bonitos, una madera con vetas regulares hermosas y los logotipos de la empresa, en un tono que parece “grabado a fuego” sobre la madera clara no podría quedar mejor.

Apport 1200 gramos, atornillado. Con una segunda opción de logotipo "quemado" para que el tornillo no afecte a su visibilidad.

Ela con Apport 1200 gramos, atornillado. Con una segunda opción de logotipo “quemado” para que el tornillo no afecte a su visibilidad.

Apport IPO 1000 gramos con Ela, preciosos los logotipos "quemados" de Good Can en los laterales.

Apport IPO 1000 gramos con Ela, preciosos los logotipos “quemados” de Good Can en los laterales.

En conclusión, los de IPO presentan todavía limitaciones y deberían tener alguna mejora de diseño, pero los de OCI son probablemente los mejores apports  que he manejado, con una amplitud de oferta (hay aún más modelos que los analizados aquí) que permite encontrar lo que tu perro, tu bolsillo y tú busquéis, siempre con un acabado excepcional, personalizable en muchos casos y muy bonitos. Quizá por esto último da algo de miedo que se manchen, pero la resistencia a la intemperie se asegura con el tratamiento de vaporización y aseguran su funcionalidad y apariencia tras un uso intensivo.

 

Share Button

Comentarios:


  1. Hola Carlos, No sé por dónde empezar…… porque no soy el mejor (ni siquiera bueno) expresándome con escritos y seguro que me extiendo demasiado. Pido disculpas de antemano.

    Bien….., primero agradecerte a ti, a Eva y a todas las personas que hayan tenido relación en este trabajo de análisis……y cómo no, tambien a tus perretes. Para nosotros (mi esposa Encarna y para mi), que os hayáis molestado y perdido vuestro tiempo en ésto…… es otra de las cosas positivas y bonitas que nos están ocurriendo desde que nuestro barco cambió el rumbo,hace poco más de un año.
    Sé de la dificultad que conlleva escribir sobre el trabajo de otra persona y más teniendo una relación de amistad (que me demuestras siempre en cercanía o lejanía y te agradezco que me sientas como yo te siento a ti). ¿Cómo separar este hecho? y realizar un análisis objetivo y profesional del asunto. Pienso que lo has conseguido.

    Cuando recibí tu mensaje de que querías probar nuestro material para analizarlo……..rápidamente dije…. claro!! y no te voy a mentir, junto con la alegría por el interés, también apareció algo de miedo, por que sé, lo honesto y profesional que eres y me aterraba la idea de que no superara tus expectativas (lanzarlo contra un arbol 50 veces y 100 contra el suelo? pero tío!!!! tú estás loco??? ;-). Yo solo los lanzo 100 veces a 15mts longitud y 3-4mts de altura, para probar los modelos nuevos (pero luego hablaremos de eso mas abajo). Bueno, el miedo desapareció cuando pensé en qué, en cómo y por qué hago este trabajo. En todas y cada una de las personas que depositan su confianza en nosotros y en nuestro material. Y así fué, envié algunos de nuestros materiales de OCI más vendidos y un par de pruebas de apport´s (que solo tienes tú) de IPO y no quise saber nada, hasta verlo publicado en ¨La Caja Verde¨, porque sé que lo ibas a tratar honestamente y con cariño (no me olvido del arbol) y que las críticas positivas o negativas, serían realmente constructivas para nuestra mejora (ya he tomado nota, aunque ya estábamos trabajando alguna de ellas, fotos, web, descripciones, etc). Dar, recibir, aprender y mejorar! y así será. Gracias por ello.
    No sé trabajar sin una filosofía de trabajo en la que me sienta cómodo y haga amar lo que hago. Detrás de cada Stick, cada apport, cada conversación con un cliente, tengo la imperiosa necesidad de hacer lo correcto y ofrecer lo mejor de mi. No puedo ignorar que detrás del perrito con la gorra, no solo estamos mi esposa y yo, hay un muchos amigos, personas (algunas que ni siquiera me conocían más que por redes sociales o de boca en boca) que nos han ayudado, apoyado y que están presentes en todo momento en nuestros pensamientos. Gente del mundo de la Obedience, del mundo del perro, amigos de la infancia y nuevos amigos……..estas personas que creyeron en este proyecto y que siguen ahí (sin intereses oscuros), conversando, dando su opinión, en ocasiones haciendo llegar material con su propio transporte, su apoyo y su cariño…… (ufff eso es mucho) y no puedo continuar escribiendo sin que sepan lo importantes que son y el cariño que les tenemos (no voy a dar nombres, ellos saben quienes son). Siempre formarán parte de la familia.
    Y pensar que esto comenzó con una broma por facebook por un comentario en una foto, sobre 1kg de tacos de discriminación y hoy en día algunos de nuestros materiales están en las bolsas de material de entrenamiento de campeonas del mundo, campeones españoles, campeonatos de copa……como este año que se utilizó en la Copa de España (podría seguir, pero paso de parecer lo que no pretendo), o cuando alguien te llama o te envían un mensaje,…….. que van a empezar a entrenar y te explican con ilusión que necesitan, te piden asesoramiento, etc…….. Esto Carlos, esto ………. no tiene precio!

    Creo que explicas con exactitud y elegancia (mucho mejor que yo) nuestra filosofía y ética de trabajo. Gracias! y terminamos con la parte moña y amorosa del asunto.
    Vamos con otra cosa…..estoy contento y de acuerdo con los detalles técnicos que has expuesto. Es evidente que nuestro comienzo es un enfoque a la disciplina OCI (que es lo que practico) y un objetivo ofrecer el mejor artículo que seamos capaces de fabricar, con la idea de seguir estudidando, diseñando y mejorando, pero también miramos a otras disciplinas, de ahí que estemos trabajando tambien artículos para IPO (de momento solo son pruebas, como bien apuntas en el post). Vamos con los apports de OCI. Con respecto al tema de los colores (sabemos que los perros no ven exáctamente igual que nosotros), asesoramos sobre en qué superficies funciona mejor cada color, teniendo en cuenta eso y por supuesto el gusto del guía o los colores corporativos de las empresas (como fue vuestro caso). Con respecto a los pesos, tenemos en cuenta los pesos que marca el reglamento, pero cierto es, que cuando hablamos de madera…….. los pesos pueden variar debido a la densidad de la misma o humedad contenida (aun teniendo unas medidas exactas). Son cosas de la naturaleza y difíciles de controlar, de ahí que sean “pesos aproximados”, pero dentro del reglamento. Con el metal todo es más exacto en pesos, pero con la dificultad añadida de conseguir un artículo con unas medidas, equilibrio y robustez adecuadas, dentro del peso (tarea difícil)……. ahhhhhh y que además me gusten los acabados, jijiji. Por cierto….. seguramente lo mejoremos ;)).
    Con respecto a la robustez de los apports de madera, como bien sabes, en OCI no se lanzan tanto (incluso en clase 3 con el actual reglamento, solo son cobrados en el ejercicio de “Cobro direccional” estando estáticos), pero sí, es verdad que el uso que le damos habitualmente, es de lanzado, sobre todo en entrenamientos. Sobre esto concreto podríamos tener la conversación mas larga de la historia, LOS APPORT´S SE LANZAN Y PUNTO! así que voy a omitir los detalles tecnicos de los apport´s según marca el reglamento y según el uso que se les da (creo que ya me he extendido demasiado y quizá es un tema de uso y no de robustez y me desvío del tema del post). La robustez……… Carlos….. ¿Qué te han hecho los árboles? perdón pero es que no puedo, jajaja no dejo de imaginarme la escena del señor mirando. Vale, en serio, la idea es tener diferentes modelos que dependiendo del uso que se les va a dar, asesoramos sobre el modelo adecuado, sin perder glamour, jiji. El Mod. Attila es (desde mi punto de vista), el apport perfecto para practicar OCI en todos los sentidos, también es el más caro (pero asequible al bolsillo). Aun así el Mod. Lego (que no recuerdo si te envié alguno), es el más solicitado, por tener cualidades parecidas, no así el mismo material. Con respecto al Mod. Axel…. tienes razón, es una cucada!.
    Seguro que me dejo cosas, pero el tostón que estoy metiendo, ya es una losa :(, con esto termino. Los apport´s de prueba que te envié de IPO. Te doy toda la razón en tus observaciones, ademas la crítica me ayuda mucho. Ahora a trabajar en ello para mejorar y por supuestísimo que te envío las pruebas para que hagas tu test, pero por favor…… utiliza un ribazo y ¡deja a los pobres árboles !El Crossfit no te está ayudando. Un abrazo Amigo!

    • Carlos Alfonso López García - junio 15, 2015

      Bueno, hago constar que el árbol estaba muerto (antes de las pruebas). Líbreme el señor de meterme con árboles vivos 🙂

    • Carlos Alfonso López García - junio 15, 2015

      Hola Jorge.
      Solo quiero hacer constar que el árbol de pruebas estaba muerto (antes de las pruebas). Líbreme es señor de meterme con árboles vivos 🙂

      • Oye, ahora que lo pienso, yo tengo troncos de palmera (lleva años muerta eh), cuando vaya por allí te llevo uno por si quieres romper algo más, jajsja ;))

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *