Sobre nuestros próximos cursos avanzados (Julio y Octubre 2017)

Publicado el 24 de mayo de 2017

Ela demostrándome que los perros piensan y nos quieren. En EDUCAN preparamos entrenadores que, además de quererles, también saben pensar.

En la última edición de nuestro curso avanzado cambié por completo el modelo didáctico y buena parte del contenido, incorporando los nuevos protocolos de gestión del entorno objetual y relacional, para que los perros no se limiten a emitir/inhibir conductas, sino que desarrollen capacidades para su gestión autónoma, promoviendo a la vez su empoderamiento a través de actuar de manera voluntaria y adecuada ante las situaciones que antes causaran la conducta problemática.

La primera edición en Sevilla ha sido una experiencia maravillosa, pero agotadora, tanto que pospuse la siguiente convocatoria –estando casi llena- para reajustar algunas cosas y asegurar así que resulte óptima a nivel formativo. Este curso es “mi curso” y quiero que funcione milimétricamente bien (quienes me conocen saben a qué extremos puedo llegar en estas cosas, parafraseando el póster de Pemulis “Sí, soy un neurótico, pero ¿soy lo bastante neurótico?”). Es el único en el que imparto personalmente la gran mayoría del contenido y en el que le “arrebato” la jefatura de estudios al mejor profesor que he conocido en el mundo del perro y jefe de estudios de EDUCAN, Javier Moral, para asumirla yo .

Lo primero que he visto es que por la manera de trabajar de los grupos de alumnos hace falta un entorno formativo más similar a un centro de investigación que a un centro canino tradicional, afortunadamente tenemos el nuestro al ladito del centro formativo 😏 . A partir de ahora nuestros cursos avanzados se realizarán allí, dejando nuestro centro formativo para todos los demás, que se benefician de sus instalaciones más cómodas y amplias, pero menos interactivas.

Y me explico, para la gestión de entorno objetual, hemos creado una “casa de los perros”, una casa real en la que los alumnos podrán dejar al perro solo recreando a conveniencia las situaciones reales que se hace necesario trabajar en los domicilios: comida en la mesa, cubos con basura, subirse o entrar a lugares prohibidos… Incluso hemos incluido un pequeño jardín para trabajar con perros que escarben, arranquen los riegos, las plantas o similares. Todo controlado con cámaras que permitirán a los alumnos evaluar en tiempo real cómo responde el perro a sus medidas de trabajo, bien desde una cabina de control cuando trabajen por su cuenta, bien desde el aula cuando estemos poniendo el trabajo en común o ¡glups! evaluándolo.

También hemos creado pistas especiales para la gestión relacional –un diseño de EDUCAN que seguro que veremos generalizarse en breve- porque permiten a varios perros interactuar sin riesgos, asegurando su bienestar, evitando acciones abusivas o abrumadoras de unos sobre otros, asegurándonos así de la construcción segura y progresiva de sus capacidades relacionales. Porque la relación completamente autónoma es la meta pero no es el camino. Como sabe bien mi amiga Yolanda😉😉 (que por cierto ha leído un pequeño fragmento del nuevo libro y le ha gustado, graaacias por el feedback).

Uno de los ajustes que he tenido claro que eran necesarios es limitar el número de alumnos de este curso a veinticuatro, pues tener que analizar, tomar decisiones y diseñar técnicas novedosas en grupo, requiere apoyo a través del debate, la exposición colectiva, el análisis crítico y otros recursos didácticos que serían inviables en grupos mayores.

Y por eso escribo esta nota, debido a este menor cupo de alumnos ya solo quedan ocho plazas en la convocatoria intensiva, que se lleva a cabo en la segunda mitad de Julio, y doce, la mitad, para la convocatoria extensiva, que haremos de octubre a diciembre (gracias, gracias, recontragracias por tanta confianza💚💚). Como casi siempre que presentamos una nueva formación se dispara la demanda prefiero avisar sobre las plazas disponibles, para que quienes lo tenéis claro podáis apuntaros. Si estás convencido, solo te puedo dar el consejo de Gandalf: “¡Corred insensatos!”

Os aseguro que es una experiencia formativa totalmente diferente.

¡¡Le damos la vuelta a nuestro curso AVANZADO!!

#nadasepareceaEDUCAN #EDUCANtodosabordo #entrenarperrosesotracosa

Share Button

Comentarios:


  1. Rafael Mariano Beltrán Cabrerizo - mayo 24, 2017

    Sólo puedo decir: ESTE NO ME LO PUEDO NI DEBO PERDER

  2. [Disculpas por adelantado por el comentario extra largo] Me encanta (como a tantísima gente 🙂 ) leer estos adelantos o fragmentos, y poder acercarme a lo que se hace o se va a hacer en los cursos (aunque sea de modo virtual), a la forma de pensar de Educan y a la tuya en concreto, 🙂 Todavía me quedan artículos que leer por suerte, así que todavía puedo entrar al blog sin la suma de impaciencia de leer algo “nuevo”. La verdad, saber que existe este curso, conocer estas ideas, es casi como verse cumplir algo que solo había pensado a medias, supongo que suena peliculero, pero es cierto. Me hace una ilusión tremenda que esta visión exista en España, y más pensar que yo pueda, algún día, vivirla a través de los cursos (algún día que imagino no estará muy lejano sin consigo sumarme al básico en Julio y aprobarlo!) o como particular, que ya pude disfrutar de Educan en el curso de jóvenes con mis dos shibas más peques y mi amigo Isra (que llevó a Ginga ^^) :-3 Y bueno más allá de alegrarme por mí, en realidad me alegro por los perros, porque al final uno los lleva y trae a dónde quiere o puede, normalmente con la mejor intención, y a veces no tienen la mejor experiencia que podrían tener. En mi caso particular casi siempre he tenido recelos y dudas, cuando alguien me ha hablado de cómo educar a mi/mis perro/perros, ya fuera como consejeros ya fuera como profesional. En especial con mi primer perro, los métodos que seguía no me acababan de gustar, en cierta forma era como si me hicieran peor persona (todos sabemos a qué métodos me refiero, creo yo, como por ejemplo el de regañar si se hace pis en casa, con el periódico manchado en su propio pis, ayer se llamaba educación, hoy supongo que se debería llamar maltrato, porque desde luego es un mal trato hecho con total premeditación 🙁 ). Cuando leo a Educan, no tengo ese recelo latente, ni ese temor que yo creo que nace más bien de percibir en el otro que ya lo sabe todo, que ya hace lo mejor que se puede hacer por los perros, y que te va a enseñar a ti porque eres tonto :-/ . En Educan no he sentido en ningún momento eso (recelo por la seguridad y comodidad del perro, o porque me traten desde una posición de superioridad), y no me quiero hiper enrollar, pero la experiencia con Beatriz y con Adrián fue genial, recuerdo además que un día llovió, hacía frío y había un poco de barro, y yo no llevaba el mejor calzado, y aún así estaba feliz de estar allí (y eso que yo soy una mierdecilla quejosa, sobre todo con el frío). Y creo que fui perfectamente consciente, como el resto de la clase, de que ellos eran los que nos iban a enseñar, y en ningún momento nos hablaron de “magia”, nos hablaban del “cómo” y el “por qué”, y era coherente, y era algo que podíamos (y debíamos) poner en práctica. Ya no solo es que me gusten estas ideas, es que los elementos de base (yo lo veo así, quizá patine): el espíritu científico por un lado, y la filosofía de ser una herramienta para alcanzar la felicidad, por otro, llevan a esperar lo mejor, que no tiene porque coincidir con la perfección (si es que eso existe xd). En fin, no quiero que quede el comentario como pelota, pero sinceramente ya que normalmente siempre tengo “peros” con todo, cuando no los tengo, pues no me los voy a inventar y me hace feliz “pelotear” jajaja Pido perdón por esto tocho Ó_Ò Pues eso, que gracias gracias y gracias, y bueno ya lo del fragmento… yo sigo en una nube de haberlo podido leer. Un abrazote para ti, para Eva y para los perrotes ^_^

  3. Me gusta el enfoque práctico para resolver problemas que pueden darse en casa de cliente, como buscar en la basura, coger comida de la mesa, etc. También es muy interesante el trabajo para evitar acciones abusivos de unos perros sobre otros.

    Al fin y al cabo (en mi opinión) en los cursos de adiestramiento y modificación de conducta, a parte de la teoría que es fundamental, se deben tratar formas de trabajo prácticas para resolver problemas habituales que se encuentran mulitud de personas.

    Buen trabajo, seguid así. Y éxito en vuestros cursos 😉

    • Carlos Alfonso López García - agosto 2, 2017

      Sí, realmente estos espacios ayudan mucho a una práctica segura y real, acelerando mucho la curva de aprendizaje de los entrenadores, que pueden ver los efectos de sus pautas y trabajar con casos conflictivos con total seguridad. Ha sido una inversión de tiempo y dinero importante, pero cambia el ritmo de aprendizaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *